El CMMA apoya la aventura, el deporte y la ciencia en el mar que nos une

Málaga, 9 de marzo de 2023.- Javier Noriega, presidente del Clúster Marítimo-Marino de Andalucía (CMMA), acudió ayer, miércoles 8 de marzo, a la Marina de Megayates del Puerto de Málaga, lugar en el que ha recalado el velero que está llevando a cabo, de la mano del naturalista y explorador profesional malagueño Nacho Dean, el proyecto ‘La España Azul’, la primera expedición científica y divulgativa que se efectúa navegando a vela por las costas españolas. Los objetivos principales son elaborar el primer mapa sobre contaminación por plásticos en el litoral nacional y acercar la ciencia a la sociedad. El presidente del CMMA, por su parte, reiteró su apoyo a la aventura, el deporte y la ciencia “en el mar que nos une”. “El turismo náutico es una proa para Andalucía, un paraíso mundial para navegar y poner en valor las velas de la aventura, la navegación y la protección de la naturaleza. Este es un buen camino”.

Al acto de presentación de este proyecto acudieron el presidente del Puerto malagueño, Carlos Rubio, así como representantes de la Diputación Provincial de Málaga y la Senda Azul y la Comandancia Naval.

Nacho Dean explicó que él es naturalista, explorador profesional, divulgador y ya, pese a su juventud, ha recorrido el mundo caminando entre 2013 y 2016, y posteriormente ha unido nadando los cinco continentes “para dar un mensaje de conservación de los océanos”. Así, ha publicado dos libros con Planeta y se dedica a conjugar “la exploración con la sostenibilidad”.

“La España Azul es la primera expedición científica y divulgativa navegando a vela alrededor de España, partimos en septiembre del 22 desde el País Vasco y, durante diez meses, estamos recorriendo todo el litoral, hasta concluir en julio del 23 en Cataluña, estamos un mes en cada CA, en septiembre en el País Vasco, en octubre en Cantabria, en noviembre en Asturias, en diciembre en Galicia, enero fue para las Islas Canarias, y en febrero estamos recorriendo Andalucía. En marzo, pondremos rumbo a Murcia; a, finales de marzo, en concreto. Luego, iremos a la Comunidad Valenciana en abril, Baleares será mayo, y Cataluña en junio”, explicó Dean a los medios.

El explorador también destaco que su viaje tiene dos “patas: estamos elaborando el primer mapa sobre contaminación por plásticos en nuestras costas, y la divulgación; hacemos ciencia ciudadana, acercamos la ciencia a la sociedad, a través de actividades como limpiezas y muestreos científicos en las playas, charlas en colegios y universidades. E invitamos a personalidades a bordo del barco para que conozcan de primera mano nuestra labor”.

Desde el barco toman muestras en puntos geolocalizados en cada comunidad (en tres puntos concretos, una ciudad costera, la desembocadura de un río y una zona limpia como puede ser un parque natural). Las muestras se toman con una red manta, un instrumento científico, que se lanza a tres metros por la borda. Las tomas se guardan en frascos etiquetados y la Universidad de Cádiz las analiza. En paralelo, añadió Dean, realizan limpiezas de playas y categorizan por medio de estadillos lso objetos encontrados.

En la limpieza de la playa de los Baños del Carmen recogieron 80 kilos de basura, desde latas a botellas pasando por ropa. “Animo a la ciudadanía a tener cuidado”, dijo, para recordar que la salud y la economía están muy vinculadas al mar”.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Carlos Rubio, se felicitó de que la expedición haya elegido Málaga para fondear y pasar aquí unos días concienciando a la ciudadanía. “Es una ruta que conjuga aventura e investigación científica y divulga el mensaje de la defensa de los océanos y nuestras costas, se alinea perfectamente con la estrategia del Puerto de Málaga que, como saben, desde hace algún tiempo, tenemos en marcha con el proyecto ‘Málaga Puerto Verde, con iniciativas para mejorar la calidad del agua y del aire, así como el entorno. El Puerto es un espacio natural y limpio y contribuye al bienestar de los ciudadanos”.

 

 

El CMMA lanza el número 7 de ‘Azul Sur’, su revista corporativa

Málaga, 7 de marzo de 2022.- El Clúster Marítimo-Marino de Andalucía (CMMA) lanza este martes, 7 de marzo, el número siete de la segunda época de su revista corporativa, ‘Azul Sur’, una publicación que recoge los tres últimos meses de actividad del Clúster y refleja todos aquellos eventos que ha organizado o en los que ha participado, así como las reuniones mantenidas y los proyectos que hay en cartera para la Economía Azul Sostenible de la comunidad autónoma.

Así, en esta ocasión, recogemos una crónica del encuentro de trabajo celebrado en Añoreta Resort con los clubes de buceo de la provincia para la elaboración de la guía de la Senda Azul de la Málaga sumergida (el pasado 21 de febrero), a la que asistió el presidente de la Diputación Provincial, Francisco Salado; una detallada crónica de la entrega de los XXVI Premios Andalucía de Medio Ambiente, celebrados en Ronda el pasado 16 de febrero; una entrevista al presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras, Gerardo Landaluce, así como también se da cuenta de la presentación de Puerto Sotogrande en Fitur 2023 de la Red de Cruceros Costeros y Fluviales de los Destinos Náuticos Sostenibles de España (Red CCF), de la presencia del CMMA en Transfiere y se analiza el Turismo Azul andaluz en otra pieza. Todo ello va acompañado de un gran despliegue fotográfico de cada uno de los eventos.

Pueden consultar el número 7 de ‘Azul Sur’ en este enlace:  ‘Azul Sur’

 

Un encuentro reúne a los clubes de buceo de Málaga y al CMMA para elaborar la guía submarina de la Senda Azul

Málaga, 24 de febrero de 2023.- Añoreta Resort acogió el pasado martes, 21 de febrero, un encuentro de trabajo entre los clubes de buceo de la provincia de Málaga y el Clúster Marítimo-Marino de Andalucía (CMMA) con el fin de poner en común las experiencias y conocimientos de unos y otros para la futura elaboración de la guía submarina de la Málaga sumergida, un foro que fue impulsado por Senda Azul, promotora del documento, y por la Diputación Provincial. No en vano, estuvieron presentes el presidente de la entidad supramunicipal, Francisco Salado, su homólogo en el CMMA, Javier Noriega, Pedro Barrionuevo Gener, director de Desarrollo Turístico y Empresarial en Turismo y Planificación Costa del Sol, Manuel Crespo, responsable del Club de Buceo de Benalmádena y tres de los fotógrafos submarinos más laureados del mundo: Rafael Fernández, Campeón de España de Fotografía Submarina-NAFOSUB Islas Medias (2019) y subcampeón del Mundo de Fotografía Submarina en 2021; Jesús Osorio, subcampeón de Europa de Fotografía Submarina en 2016 y campeón de España de Fotografía Submarina en 2018 y Manuel Campillo, campeón de España en Fotografía Submarina en 1992 y Medalla de Oro del Concurso de los 50 jurados de la Confederación Mundial de Actividades Subacuáticas en el 93.

El motivo del encuentro de trabajo fue compartir experiencias y conocimientos que nutrirán la futura guía de la Senda Azul para la Málaga sumergida, que recogerá las rutas de buceo más importantes de la provincia y los yacimientos arqueológicos submarinos, así como los pecios hundidos desde la época fenicia hasta ahora junto al litoral costasoleño, generando así riqueza en ámbitos que van desde el cultural al histórico, pasando por el etnográfico hasta el turístico.

El presidente de la Diputación intervino y aseguró que la primera idea es “recuperar los fondos marinos” y “visualizar las actividades relacionadas con el mar, porque generan riqueza y empleo” y dijo a los submarinistas: “Sois nuestros principales aliados en esta estrategia, tenéis el conocimiento, sabéis dónde están los problemas y dónde las soluciones”, y destacó que Senda Azul ha generado una estrategia para recuperar “la biodiversidad de la costa malagueña e identificar todo lo que hacéis para crear empleo y riqueza”. La guía, que está atravesada por los principios de la sostenibilidad y la innovación, recogerá las “maravillas naturales, los pecios hundidos y se relacionará todo ello con los elementos patrimoniales de la Costa con las torres vigía”. Y, en el futuro, la idea es llevar la guía a ferias turísticas con el fin de que se conozca este atractivo de Málaga. También se impulsará con una estrategia digital.

El presidente también destacó los datos relativos al turismo de submarinismo que se han medido en otros territorios como Murcia, aunque es una realidad poco estudiada por ahora. En Murcia, por ejemplo, más de 35.000 personas practicaron el buceo en 2021, lo que supuso un impacto económico en la región de seis millones de euros. Así, el presidente incidió en la importancia de la guía y lo que puede suponer para múltiples ámbitos desde el cultural al histórico, pasando por el relativo a la biodiversidad y el turístico. Salado se congratuló del lanzamiento de esta iniciativa y tuvo palabras muy consideradas para los buceadores, aliados esenciales para llevar a buen puerto la guía de Senda Azul.

Javier Noriega resaltó la oportunidad que es poner en valor, de forma sensible e inteligente, la flora, fauna y el patrimonio cultural sumergido en las aguas de la provincia. Tiene mucho interés identificar estos recursos históricos para narrárselos al turismo, dijo, y añadió que la oferta puede completarse con el patrimonio relacionado con la pesca y la herencia etnográfica. “Es importante señalar a las personas qué ocurrió ahí en el pasado, para traerlo al presente”. Recalcó las fortalezas, asimismo, de la Costa del Sol, “su patrimonio histórico, cultural y biológico, el hub de comunicación internacional conformado por el aeropuerto, el puerto y la estación de tren, así como las carreteras, los profesionales altamente cualificados y la posición de excelencia que ocupa”. También destacó que los clubes de buceo necesitan promoción, apoyo, para atraer a miles de licencias deportivas de submarinismo que podrían venir a la costa y disfrutar de estas rutas. Todo ello ayudaría a resaltar el turismo de deporte, de aventura emocional, de naturaleza, lo que a su vez mejoraría las pernoctaciones y ayudaría a desestacionalizar. Ese patrimonio hay que organizarlo con esta guía, con la ayuda de los clubes de buceo.

Manuel Crespo, por su parte, abrió la mano a que los clubes de buceo hagan sus propuestas y repasó, una por una, las rutas submarinas más fascinantes, desde Cantarriján al barco del Arroz de Torrox, pasando por los acantilados del Cantal, la Laja Bermeja o Cabopino, entre otras muchas. “La guía está abierta a todos los centros de buceo. La guía va a ser espectacular, de lo mejor que se ha hecho. Seguro que el año que viene es una referencia en Fitur”.

El laureado y experimentado submarinista Rafael Fernández, subcampeón del mundo, repasó los currículos de quienes van a participar en la elaboración de esta guía aportando las imágenes, submarinistas todos ellos con currículos importantísimos y muy destacados, y agregó: “Para conservar y preservar hay que conocer”. “Son un grupo de fotógrafos veteranos y noveles, España tiene un nivel de los mejores del mundo”. Se trata de ocho fotógrafos y dos videógrafos.

Javier Hernández, vicepresidente Ejecutivo de Aehcos, por su parte, cerró el evento. “Es un proyecto que debe tener mucho recorrido y mucho impacto económico en el futuro, seguro. Hay 15 millones de submarinistas en el mundo, crecen un 5% anual desde 2016. En España, son 30.000 las licencias”, explicó. A estas hay que sumar las que expiden los organismos internacionales. Muchos de ellos podrían ser público potencial para la provincia con el fin de explorar estas rutas submarinas.

Los Premios Andalucía de Medio Ambiente de la Junta reconocen a la Economía Azul sostenible andaluza

Ronda, 16 de febrero de 2017.- María Altamirano Jeschke, profesora de la UMA y líder del grupo de investigación sobre el alga invasora Rugulopteryx okamurae, fue reconocida el jueves, 16 de febrero, en la categoría de Economía Azul de los Premios Andalucía de Medio Ambiente, cuya gala de entrega de galardones se produjo en el Palacio de Congresos de Ronda, Málaga, con la presencia del presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, el consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Ramón Fernández-Pacheco Monterreal, la alcaldesa del municipio, Mari Paz Fernández, y la delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro. También asistieron numerosos alcaldes de la comarca, parlamentarios andaluces y los altos cargos de la consejería organizadora.

En el evento, estuvo representado el Comité Ejecutivo del CMMA, encabezado por su presidente Javier Noriega y conformado por el secretario general, Daniel Florido, el vicepresidente primero, Adrián Westendorp, la vicepresidenta segunda, Verania Medina, el vocal de Internacional y Formación, Tomás Pérez Benz, el vocal de Puertos, Miguel Ángel Díez, el vocal de Náutica, Arnaldo Brito, y el vocal de Tecnología, Pedro Mayorga Rubio, además de la gerente, Mar Recuna.

Es la primera vez que el Premio Andalucía de Medio Ambiente reconoce expresamente en una de sus categorías la aportación capital de la Economía Azul a la sostenibilidad. No en vano, las empresas del CMMA son innovadoras, sostenibles y llevan en su ADN inscrito la apuesta por la tecnología. Los miembros del comité del CMMA pudieron departir un rato con el presidente y el consejero, a quienes informaron de los principales proyectos que, en todos los subsectores azules, lleva adelante el clúster.

El proyecto de María Altamirano es premiado por su contribución a una mejor gestión de una de las mayores amenazas actuales para el medio marino andaluz: la especie de alga invasora Rugulopteryx okamurae, ayudando con ello a la preservación, no solo de los valores naturales de nuestros fondos marinos, sino también al mantenimiento de los recursos que nos aportan.

En este sentido, el proyecto es importante porque una mejora en la gestión de la especie, principalmente en pro de la prevención de su introducción mediante sistemas de alerta temprana, basadas en modelos predictivos de la distribución geográfica de la especie, puede minimizar el impacto sobre el recurso pesquero, que tan afectado está actualmente debido a la especie. Además, los resultados también pueden ayudar a proteger la biodiversidad marina nativa de nuestras costas, de sus hábitats y ecosistemas, facilitando opciones de mejora en las prácticas de gestión y conservación, y generando nuevos conocimientos científicos.

Pero hubo más premiados en diferentes categorías: en la modalidad de Conservación, Biodiversidad y Desarrollo Sostenible, la Fundación Diagrama, que dirige el Centro de Internamiento de Menores Infractores (CEMI) Las Lagunillas de Jaén y Endesa; en la modalidad de Cambio Climático, la Agencia Pública Andaluza de Educación y la empresa Tubocas SL; en Economía Circular, ha resultado galardonada la empresa Éxxita Be Circular (Core & Global It Solutions); en la modalidad de Compromiso Ambiental, el galardón recae, a título póstumo, en el doctor Ingeniero de Montes, exalto cargo del Infoca, profesor e investigador Francisco Rodríguez y Silva y hubo tres menciones honoríficas para el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, el de Roquetas de Mar y el Área de Sostenibilidad Ambiental del Ayuntamiento de Málaga.

La preservación de los espacios naturales propiciando el desarrollo humano de sus habitantes, el fomento de las energías limpias, el apoyo a la economía circular para reducir el consumo insostenible de recursos y dar una oportunidad a los residuos, la dinamización de los sectores productivos sostenibles, el impulso a las infraestructuras sostenibles energéticamente que proporcionen nuevos recursos hídricos, la mejora de la calidad del aire que respiramos, entre otros, son algunos de los compromisos que la Administración de la Junta de Andalucía persigue con la Revolución Verde, una apuesta por la sostenibilidad que aspira a ser compartida por el conjunto de la sociedad andaluza. Compromisos todos ellos fundamentales para combatir en Andalucía los efectos del cambio climático que, con un impacto negativo en la economía y en la vida de las personas, deben ser enfrentados igualmente de forma solidaria.

En Andalucía, cada vez son más las iniciativas públicas y privadas dirigidas a la mejora y conservación del medio ambiente y a frenar las consecuencias del cambio climático, en ocasiones con proyectos pioneros a nivel mundial.

La Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul ha querido poner en valor este esfuerzo y compromiso y premiar la labor emprendedora de la sociedad andaluza, animando así a empresas, científicos, administraciones, asociaciones y fundaciones y también a personas a título individual a protagonizar de forma muy activa su papel decisivo en la Revolución Verde y en la lucha contra el cambio climático. De igual manera se quiere premiar esa labor en el ámbito de la Economía Azul, como elemento de innovación y sostenibilidad transversal relacionadas con la costa y el mar.

 

El CMMA señala la innovación como factor esencial para que Andalucía y España sigan liderando el Turismo Azul

Málaga, 18 de enero de 2023.- La Feria Internacional de Turismo (Fitur), que se celebra cada año en Madrid, tiene lugar en 2023 desde el día 18 hasta el próximo 22 de enero, convirtiéndose así en una cita clave para la comunidad andaluza. El presidente del Clúster Marítimo-Marino de Andalucía (CMMA), Javier Noriega, ha insistido en las posibilidades de crecimiento del Turismo Azul en la región. No en vano, para 2030 las previsiones indican que se convertirá en uno de los segmentos que mayor valor aporte a la Economía Azul. Asimismo, Noriega ha destacado la importancia que tiene para ganar el futuro la innovación en la oferta de productos turísticos, la aplicación de las nuevas tecnologías y el factor sostenibilidad, dado que el sector turístico Azul va a ganar peso en términos cuantitativos, pero también tiene que hacerlo en términos cualitativos para que el equilibrio territorial se mantenga y la región y el país continúen siendo líderes de esta actividad.

De esta forma, cabe recordar que el Turismo Azul se compone fundamentalmente de tres subsectores: el turismo de litoral, el turismo náutico y el turismo de cruceros.

En relación al primero de ellos, la comunidad cuenta con una amplia zona litoral con 372 playas (más de 900 kilómetros de costa y dos vertientes, la atlántica y la mediterránea). En las zonas costeras, habita el 35,6% de la población de la autonomía. En 2021, fueron 12 millones los turistas que disfrutaron de la franja costera autonómica. En total, la cuota que representa el turismo de litoral dentro del total andaluz es del 61%. Es decir, seis de cada diez turistas que visitan Andalucía lo hacen atraídos por la oferta turística de la fachada marítima. Esos 12 millones de turistas son cuatro más que en 2020, el año en que más virulencia tuvo la pandemia y en el que más medidas restrictivas de movilidad se tomaron, pero representan un 35,8% menos que los 18,66 millones de visitantes al litoral andaluz en 2019.

En este sentido, el turismo de litoral andaluz tiene una alta tendencia a la estacionalidad, es un destino preferido por los clientes nacionales (y los andaluces), de forma que estos vienen por la playa, por el clima o por los precios. Los retos de este tipo de turismo, por tanto, están claros: innovar en los productos e impulsar, aún más, el factor sostenibilidad. En relación al primero de estos hitos, recuerda Noriega que el CMMA participa, junto a Puerto Sotogrande, en la creación de la Red de Cruceros Costeros y Fluviales de los Destinos Náuticos Sostenibles de España (Red CCF), un proyecto Next Generation (dotado con casi dos millones de euros, línea de ayuda Experiencias Turismo España).

El CMMA, en la Red de Cruceros Costeros y Fluviales

En el mismo, se pretende potenciar, por un lado, el desarrollo de itinerarios náutico culturales (cruceros costeros) por las costas españolas, valorizando a través de escalas el conocimiento del patrimonio y la cultura de los distintos destinos. Por otro lado, se pretenden crear cruceros fluviales en los principales ríos, embalses y mares interiores de España, con la peculiaridad que es necesario combinar los recorridos fluviales con recorridos terrestres para salvar las dificultades que suponen la orografía del terreno y la existencia de presas.

En total, participan dieciséis organizaciones de diez comunidades (lideradas por la Asociación Galega de Actividades Náuticas-AGAN+). En Andalucía son el CMMA y Puerto Sotogrande. Este último participa con 171.735 €. Se pretende actuar en la zona Costa del Sol Occidental y Estrecho de Gibraltar. Puerto Sotogrande se constituirá, mediante las actuaciones determinadas en los hitos del proyecto, como base de la Red de Cruceros Costeros y establecerá las rutas con los operadores de turismo náutico interesados y en coordinación con las acciones en tierra que pondrá en marcha el CMMA. Una vez puesto en marcha el proyecto, el objetivo es ampliar la red añadiendo nuevas rutas.

El CMMA se encargará de realizar un trabajo de estudio del territorio, la planificación estratégica y la viabilidad económica con el fin de permitir diseñar las rutas turísticas que posteriormente serán objeto de desarrollo, de forma que los beneficiarios directos de la mejora de la experiencia turística en Andalucía serán los operadores de turismo náutico de la región, que explotarán comercialmente los itinerarios a los que se dé forma. En este sentido, a través de las actividades de formación sobre la creación de cruceros costeros náuticos culturales a las empresas que conforman el sector del turismo náutico y la asesoría posterior sobre su implementación que les proporcione el CMMA, la organización les acompañará en todo el proceso de creación del producto, encargándose directamente el Clúster de la concepción y el desarrollo de la red de circuitos terrestres de visita dirigidos a los turistas náuticos guiada con señalización digital en colaboración directa con los cruceros costeros culturales que serán impulsados  por Puerto Sotogrande. El CMMA participa en Agan+ con 125.050 €.

Por otro lado, y en relación al crecimiento sostenible, el presidente del CMMA señala la diversificación del turismo de litoral como objetivo a conseguir, por ejemplo con el desarrollo de nuevos productos relacionados con el patrimonio sumergido, el patrimonio etnológico, la carpintería de ribera, la pesca o la gastronomía, logrando así turistas con mayor poder adquisitivo y repartiendo las visitas durante todo el año, luchando contra la estacionalización y, por tanto, sometiendo a un estrés menor a los municipios y las poblaciones locales.

Los retos del turismo náutico pasan por articular nuevos servicios, aunque Andalucía es la tercera comunidad del país en cuanto a infraestructura portuaria recreativa con 73 espacios náuticos, 350 empresas dedicadas al sector y alrededor de 2.000 empleos directos en todo el litoral. La principal motivación de los turistas para practicar este turismo en Andalucía es la combinación de actividades de turismo activo en mar y la articulación del turismo en tierra a partir del atraque, por lo que es vital implicar a las infraestructuras náuticas en una estrategia andaluza. Su margen de crecimiento es amplísimo. En cuanto al turismo de cruceros, este sufrió un fuerte impacto debido a la crisis pandémica en 2020 y las restricciones de movilidad, aunque su crecimiento a futuro seguirá siendo robusto, pero tiene retos como el de reducir las emisiones contaminantes y el impacto de los turistas en las ciudades. Dice Noriega que el rol que juega la adecuada articulación entre los actores de los puertos y las navieras es fundamental para la sinergia Puerto-Ciudad Naviera. “Los volúmenes de pasajeros que mueven, el segmento de mercado del que provienen y la frecuencia de llegada son elementos claves en la gestión de la negociación”, dice Noriega, quien destaca la integración estratégica de Suncruise Andalucía con su Smart Cruise Port Destination (con sus siete puertos).